“Yo antes era asocial”

Es inherente a veces, ese patrón que hacía de los *geeks*, aunque antaño no se conocían como tal sino simplente *freaks*, el termino “asocial” que intentaba **englobar toda una serie de comportamientos y personalidades ajenas a la corriente social del momento**; que por no estar integrados en la sociedad -aparentemente-, por preferir dedicar el tiempo a otras actividades menos activas (hablando en terminos de **comunidades y grupos**) te hacían ganar este título de “asocial”. *¡Eres un asocial, chaval!* De toda la vida, querer entender las máquinas, ser fiel a la tecnología e investigar y tener interés para con ese conocimiento **ha derivado en crear una corriente de aficionados y profesionales del mundo de la tecnología, de la informática e Internet** hoy en día con presencia suficiente, amén de importante.

“*Abrete una consola y hazte un pequeño script en bash para facilitar esa tarea*”. Las respuestas eran “*qué abra la consola!? para qué quiero abrir la Megadrive? un script, qué es eso!? freak*” es un claro ejemplo de **por donde van los tiros**.

Hoy en día las tornas han cambiado, y han cambiado enormemente. Esta reflexión me surgió viendo la conferencia en la Campus Party Valencia de @plastidecor y @_miki, dos entidades **con cierto peso en las redes sociales** y donde afirmaban lo maravilloso y anecdótico que es que nuestra vida 2.0, nuestra vida online, **sea cada vez más nuestra vida** ***offline***. Es también increible que los que un día fueron esos “asociales” hoy en día se hayan convertido gracias a la **Social Media** en todo lo contrario, seres sociales (con el nuevo enfoque), capaces de **extender su palabra a través de Internet a un sinfín de destinatarios**, creando y **distribuyendo contenido**, aportando y compartiendo conocimientos **para que finalmente repercuta notablemente en sus reales vidas**. Esos que usaban ese termino como peyorativo, son ahora los que **han quedado al margen de esta nueva era**, que es Internet y de su .verdadero potencial, **lejos del messenger, el Badoo o el Skype**.