Y si Caperucita tuviese Facebook…

El sempiterno e imperterrito cuento que escribió Charles Perrault hace más de tres siglos y que ha servido a generación tras generación como estandarte moral para enseñar valores a los más pequeños, siempre ha sido culo cuento de mal asiento y ha mutado en numerosas versiones que se han hecho, en parte por difusión oral (siempre dada a deformar el contenido); desde las más ajustadas al original, hasta las más extravagantes. Ahora le llega el turno, como no en los tiempos que corren, de que Caperucita tenga una cuenta en la red social más popular, Facebook, y así se enfrente a los peligros de ésta. Genial animación, un inglés muy fácil de entender y el mismo claro mensaje de siempre.

Visto en el siempre recomendable blog de MundoGeek