¿Sin vértigo? Vamos de paseo a la montaña

La naturaleza, tal cual, está llena de parajes de lo más hermoso, pero también -y aprovechando la rima consonante- de lo más peligroso. Y la naturaleza, pero ahora la humana nunca ha sabido estarse quieta, para bien o para mal, intentando hacer honor a eso del «instinto de supervencia». Y como muestra y a continuación, un cojón… digo un botón, pero con dos de ellos.

Hua Shang

El primer vídeo corresponde a la montaña de Hua Shan, a 120 kilómetros al este de Xi’an (China) y es una de las cinco montañas sagradas. El sendero que conecta la base con un reservado templo taoísta que se sitúa en su cumbre está considerado, no en vano, uno de los más peligrosos del mundo. No son ni uno ni dos los accidentes mortales que han tenido lugar aquí. Desde luego es un claro ejemplo de lo que comentaba al principio: la magnificiencia de la naturaleza y la temeridad del ser humano.

El Caminito del Rey

No hace falta irse tan lejos si queremos poner a prueba nuestros límites. Sin salir de España, en Málaga concretamente, podemos encontrarnos con el Caminito del Rey, un paso peatonal de unos 3 kilómetros de largo que se construyó en las paredes del desfiladero para facilitar los trabajos de transporte y comunicación de los operarios de La Sociedad Hidroeléctrica del Chorro. Actualmente su estado está declarado como ruinoso y si te pillan allí, puedes llevarte a casa un fantástico regalo en forma de multa de hasta 6000€. Claro está, eso y la dificultad que presenta hace que se llene de excursionistas rebeldes y bastante atrevidos.

El primero lo vi en Escalofrio, el segundo lo vi y me quedé to’ loco.