Pareidolia: cuando vemos lo que queremos, y no lo que es

La pareidolia es un curioso termino que identifica los fenómenos psicológicos que ocurren, cuando nuestro cerebro, por H o por B asocia una imagen a un patrón conocido, identificándola por error con una figura que no es. Hablo de imagenes, porque es lo más habitual, pero también ocurre con otros estimulos sensoriales, como podría ser el auditivo (¿alguien ha dicho psicofonías?). Las caras, como más adelante veréis, y en general las figuras humanas son las más «vistas» y recurrentes en este fenómeno, supongo que por el bagaje morfológico que todos tenemos a medida que nos hacemos mayores.

Normalmente las pareidolias sirven para explicar las fotos más misteriosas, hijas de la conspiración o del mundo de lo paranormal; también su desconocimiento hace que quien crea la incertidumbre no sea capaz, a primera vista, de dar el enfoque justo a lo que está viendo; pero eso ya es otra cuestión.

A continuación, podéis ver unos ejemplos de pareidolias que os ayudarán a entender este fenomeno, he evitado comentar las imagenes para no influir en lo que cada uno ve, pero vamos, está bastante claro:


Las conspiraciones también tienen cabida. ¿El demonio en el 11-S? ...

Ains....

En la pintura también se ha aprovechado de este fenómeno, como esta pintura de Octavio Campos.